TRAUMAS DEL ARMY ANTES DEL ARMY

us-army-wallpaper

 

TRAUMAS DEL ARMY ANTES DEL ARMY
por Alexis Morales Cales 2017
Cada vez que hay incidentes violentos que involucran un veterano, se libra de toda culpa al autor y se culpa al servicio militar. Ciertamente hay experiencias militares que pueden contribuir a esa conducta. Pero el por ciento de veteranos con récord criminal es igual que el resto de la población. Y en generaciones anteriores no se hablaba de criminalidad por causa del ejército.
a)      Hay adolescentes que entran al ejército por motivos poco prácticos. En algunos es el deseo de salir de la casa, pensando que así van a ser independientes. En otros, generar dinero. Y asi por el estilo. De esa forma se enlistan soldados que son niños y niñas con un mundo de fantasías. Ahí surgen muchos traumas.
 
b)      El ejército exige un tipo de conducta que antes era parte de la formación en la familia.
 
c)       Seguir un itinerario: En el ejército hay que levantarse temprano para hacer entrenamiento. Eso es traumático para el que su mamá ha acostumbrado a levantarse a las diez y prepararle el desayuno cuando él diga.
 
d)      Disciplina corporal: Aparte del madrugar que requiere acostumbrar al cuerpo, hay que mantener una posición erguida, sobre todo ante los oficiales. Traumático para los que se han acostumbrado a caminar jorobados.
 
e)      Orden jerárquico: Los oficiales no dicen mira nene te tengo que decir algo. Se dan instrucciones con voz alta y firme. Se dan censuras por errores y fallas, y se castigan. Traumatico para los que las madres los tongonean y les permiten todo.
 
f)       Respeto a la autoridad: En el Army no se le puede responder de mala manera a un oficial, porque un dia de encierro no es difícil de conseguir. Un trauma para los que le faltan el respeto a sus padres impunemente.
 
g)      Buenas relaciones interpersonales: Hay que respetar a los otros soldados. No pelear. Eso de por sí es traumático para los guapetones. Pero más para los adolescentes en pleno despliegue hormonal. Sobre todo los que sus padres han dejado que vean pornografía por diferentes medios. Sufren un trauma al ver las compañeras soldaditas hermosas y bien formadas sin poder tan siquiera cogerles la mano y mucho menos darles un beso.
En términos generales la vida militar no es muy distinta de la vida dura de nuestros abuelos, que a pesar de esa vida dura no cometieron masacres.
Que conste no soy pro milicia. Soy realista.
                 (Alexis Morales Cales – 2017)
hjmfmjc

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s