Día de talleres en el Eighty 20 Bistro…

FB_IMG_1460719666391.jpg

27 de mayo de 2014: Día de talleres en el Hotel Verdanza con Abacus Educational Services y comiendo en el Eighty 20 Bistro…

Es fascinante el ver el cómo mis antiguas ilusiones sobre el ser maestro son mantenidos con vida a través de la imaginación de gente que no dan clase.

Promoviendo el nuevo evangelio de maestro no como educador, sino como proveedor de entretenimiento, único responsable del aprendizaje del estudiante y la escuela como centro de cuido y entretenimiento, donde celebramos por el mero hecho de que el niño llegue a la escuela a deleitarnos con su presencia.

¿Qué valores le transmitimos al estudiante cuando no le exigimos nada, cuando decimos que si a todo y cuando sus acciones no tienen consecuencias? ¿En que se convierte el magisterio cuando todo esta responsabilidad es transferida al maestro?

La profesión al cual dedique años de estudio se ha convertido en un empleo de fábrica, sin prestigio, sin respeto y sin futuro.

Se habla sobre el “adaptarse a los nuevos tiempos” y de “enamorar y motivar al estudiante” cuando es el niño que debe adaptarse y crecer ante los requerimientos de los adultos… como si mi empleo dependiera de conversar el estudiante a aprender.

En un salto de ilusionismo, nadie dice te dice que hacer cuando el estudiante no quiere cooperar y no quiere aprender. En su lugar se equivale la actitud del estudiante con la aptitud del maestro, siendo esto el resultado lógico de no querer disciplinar estudiantes y luego decir que el maestro no tiene control de grupo.

Se parte de la premisa de que el maestro no tiene vida fuera de la escuela, y que goza de tiempo y recursos ilimitados para preparar materiales para “enamorarlos”. Eso no es educar.

Es fascinante el ver gente con más escuela y experiencia que yo asintiendo con la cabeza mientras escuchan todo esto. Nadie quiere nadar contra la corriente pero todos sabemos que esta historia no tendrá un final feliz para nadie.

Confucio escribió: “SI NO VOY A SER UN HOMBRE ENTRE HOMBRES, ¿ENTONCES QUÉ VOY A HACER?”

El almorzar en el Eighty20 Bistro mientras que cuatro músicos tocan el “Canon en re mayor” de Pachelbel es bello pero no refleja la realidad económica de ser maestro.

Estamos ante un momento histórico… el fin del magisterio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s