SUNITA EL INTOCABLE (2016)

Sunita

SUNITA EL INTOCABLE (2016)

 

“En familia pobre nací, con poca o ninguna comida.

Mi trabajo era degradante. Yo recogía flores dañadas y marchitadas.

Ellos me menospreciaban, me rechazaban…

y dejando caer mi corazón, mostré reverencia a muchos.”

 

“Entonces un día vi al Iluminado…

El Gran Maestro…

Entrando a la ciudad con un escuadrón de monjes

Yo… le mostré reverencia

Y el – el Bendecido entre todos los seres sentientes – se detuvo…

…en compasión y en solidaridad…

…solo para hablarme a mí…

 

“Yo me hice a un lado para darle paso.

Y el maestro, ante todos estrecho su mano y dijo:

‘Ven, Bhikkhu (monje).’”

(Theragatha XII.2 – Sunita)

 

Érase una vez en la ciudad de Savatthi en la antigua India había un indigente llamado Sunita.

 

Sunita vestía de harapos y dormía a orillas de la carretera porque no se le permitía tener hogar.

Todos los días Sunita observaba que otras personas se divierten y eran felices, pero no podía acercarse a ellos, porque esa gente lo llamaba un “intocable”.

Los “Intocables” (“Chandala”) pertenecían a la clase social más baja y en la antigua India eran tratados como poco más que animales. La posición de Sunita en la sociedad era tan baja que el único empleo que podía conseguir era buscar flores desechadas entre la basura para de vez en cuando encontrar uno que pudiera vender a orillas de la carretera para comprar comida.

Sunita no podía entrar a los templos ni a las escuelas. No podía acercarse a miembros de clases más altas ni mirar directamente a sus rostros. No podía acercarse ni bañarse ni tomar agua de los pozos ya que estos eran para las clases sociales más altas.

Siempre que una persona de una casta superior se acercaba Sunita tenía que correr y esconderse para que su sombra no cayera sobre ellas. Si no era lo suficientemente rápido era regañado y golpeado severamente. Sunita vivía una vida miserable.

Un día mientras estaba buscando flores entre la basura Sunita vio al Buda con sus seguidores que iban de camino a un templo.

Su corazón se llenó de alegría y a la vez de temor, siendo un Intocable y al no encontrar lugar para esconderse él solo pudo colocarse de espalda a una pared y tapar su rostro con sus manos temblorosas juntadas en saludo. _/|\_

 

El Buda se detuvo y hablando con una voz suave y gentil dijo:

“¿Porque te escondes? Por favor, levántate y déjame verte.”

Avergonzado, Sunita lentamente se puso de pie, con la cabeza inclinada y las manos presionadas juntas en oración delante de su rostro.

“¿Por qué te agachas allí entre la basura?” el Buda preguntó.

“Bendecido”, dijo Sunita, “Yo no quería dejarme ver para no ofender los ojos. No soy digno de tu mirada”.

 

Mucha de la gente que acompañaban al Buda estuvo de acuerdo. Se tiraban de su manga, tratando de que se alejara de este marginado. “No es más que un recolector de basura, ¡un intocable!”, decían.

 

“¿Lo es?” dijo el Buda mientras se abría paso entre ellos para poner su brazo alrededor del hombro de Sunita. “Miren, lo estoy tocando, y aún sigo con vida.”

 

Y entonces el Buda le dijo a Sunita;

 

“En nuestro camino, ya no distinguimos entre castas. Eres un ser humano como el resto de nosotros. No tenemos miedo de ser contaminados. Solo la codicia, la avaricia y la ilusión nos pueden contaminar. Una persona como usted solo nos puede traer felicidad. ¿Cómo te llamas?”

 

“Bendecido, mi nombre es Sunita.”

 

“Hermano Sunita, ¿Que es para ti este modo tan desgraciado de vivir? ¿Sera posible para ti dejar atrás este mundo?”

 

“¡Pero soy un intocable!”

 

“Ya le expliqué que en nuestra vía no hay castas. El agua de cada rio tiene nombre propio, pero al llegar al océano todos se hacen uno. De igual forma, cuando cualquier persona se une a nuestra Orden (“Sangha”), se hace uno con la Orden, dejando atrás si nació como brahmán, kashatriya, o Chandala.”

 

Y entonces Sunita, parado entre la basura sintió lagrimas bajar por su rostro y con sus manos aun juntadas dijo;

 

“Venerable Señor, siempre he recibido órdenes, pero jamás una palabra amable o de aliento. Si un Chandala, un recolector de basura como yo puede convertirse en monje de su Orden, ¡entonces que el Bendecido me pida que dé un paso al frente!”

 

El Buda le dio su cuenco a su discípulo Meghiya y estrecho su mano a Sunita. “Ven, Bhikkhu (monje).”

 

Entonces dijo a otro discípulo, “¡Shariputra! ¡Ayúdame a bañar a Sunita! Lo ordenaremos como monje aquí mismo a la orilla de este rio”

Así que el Buda baño y ordenó a Sunita, le entrego su manto y cuenco y se lo llevo junto con los otros monjes.

 

Como era de esperarse, muchas personas se escandalizaron al ver al Buda no solo aceptando a un intocable a su orden, sino también bañándolo en un rio publico… con sus propias manos… con sus más destacados discípulos. Solo era cuestión de tiempo antes de que un grupo de religiosos presentaran sus quejas ante el Rey Pasenadi. A pesar de ser amigo y seguidor el Buda, el rey decidió visitar el Buda en su templo de Jetsvara para investigar este asunto. El Rey, al llegar al templo, se encontró a un monje predicando y quedo asombrado con su dedicación y conocimiento. Al preguntarle al Buda quien era, este respondio:

 

“Gran Rey, ese es el Bhikkhu (monje) Sunita, quien era un recolector de basura. En los tres meses desde su ordenación, ha demostrado gran sinceridad, inteligencia y dedicación. ¿Qué le pareció su prédica?

Luego, el Buda dijo al rey:

 

“La sangre y las lágrimas de todos son del mismo color. Por su nacimiento nadie es de casta alta o baja. Es por sus acciones que las personas se enaltecen o se degradan. Debemos encontrar la manera de ayudar a las personas a alcanzar su plena dignidad y potencial. Por esta razón recibí a Sunita en nuestra Orden.”

 

Desde ese día en adelante, nadie sabía de qué clase social era Sunita, y nadie lo volvió a tratar con desprecio y crueldad.

 

Bibliografia?

1) Theragatha: Historia de los Antiguos (Octavo libro del Khuddaka Nikaya) 242 – XII.2 PTS: Thag 620-631

2) “Old Path, White Clouds: Walking in the Footsteps of the Buddha” (Ch. 43) – Thich Nhat Hanh

Beomosa_Zen_Temple

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s