LA VERDAD SOBRE LAS ESCUELAS Y LOS MAESTROS

Teens-Buying-Drugs-at-High-School

LA VERDAD SOBRE LAS ESCUELAS Y LOS MAESTROS

Por Alexis Morales Cales

 

Hay políticos diestros al aplicar la regla de que una mentira repetidas veces se convierte en una verdad. Con ellos no se puede razonar. Se puede razonar con los que sinceramente creen en esas falsedades disfrazadas de verdad. A esos va dirigido este mensaje.

El presidente del Senado y asociados proclaman un sistema de evaluación de maestros para, según ellos, reclamar la responsabilidad por el deterioro en la educación. Suena bonito y por eso se repiten esas expresiones. Pero veamos la verdad.

¿Qué ambiente propicio hay para la enseñanza? El Secretario de Educación, Rafael Román, ha admitido que 40 de las escuelas del país son mega puntos de drogas. No estamos hablando de que haya estudiantes usando drogas. Lo que dijo el mismo jefe de educación es que de las 300 escuelas superiores de la isla, más del 10% son puntos de drogas. Donde hay una constante actividad de compraventa de narcóticos. No hay que conocer mucho del bajo mundo para saber que en un punto de drogas hay la presencia de armas. Y que los que operan el punto y los que les suplen al por mayor entran y salen armados.

¿Puede sentirse tranquilo y desempeñar bien su labor un maestro o maestra que trabaja en medio de un punto de drogas? ¿Pueden tener buen aprovechamiento los estudiantes usuarios de esas drogas? ¿Pueden tener su mente apta para aprender los demás estudiantes?

Preguntemos a los jeques de la educación si esos factores se tomarán en cuenta en la evaluación de los maestros.

He hecho mi planteamiento, no basándome en lo que conozco, sino solamente en lo que admite el Secretario de Educación. Otra cosa que ha admitido el Secretario de Educación es el exceso de estudiantes en el programa de Educación Especial. El mismo DE ha admitido que durante años no se han usado criterios correctos para clasificar los estudiantes de ese programa. Se han usado unos criterios tan vagos e imprecisos como problemas de conducta. Cualquier estudiante con conducta desviada era clasificado como como estudiante especial. ¿Qué efecto tuvo eso? Dos ejemplos entre muchos. Alexis Candelario, convicto a nivel federal por la Masacre de la Tómbola, y certificado para pena de muerte, pasó su vida escolar como estudiante de Educación Especial que supuestamente tenía problemas de aprendizaje. Sin embargo, la evaluación siquiátrica ordenada por el Tribunal Federal reveló que aquél niño especial era capaz de realizar las complejas destrezas que requiere dirigir una organización criminal poderosa. Y como ese hay muchos. Los verdaderos estudiantes especiales han carecido de una buena atención porque el DE los ha obligado a compartir espacio y tiempo con los criminales juveniles. De nuevo, no estoy hablando de lo que sé, sino de lo que admite el alto mando del DE. ¿Y son los maestros responsables?

Todavía hay algo más. Años atrás, los estudiantes ponían interés en tener por lo menos dos puntos de promedio. Porque completar el cuarto año significaba la diferencia entre conseguir o no conseguir trabajo, y por lo tanto su supervivencia dependía del aprendizaje. Actualmente el 60% de la población ha sido adiestrada para ser mantenida por el gobierno. Si un padre de una familia beneficiaria sale a ganarse 25 pesos, pierde todas las ayudas. Si vive en un residencial, le imponen una renta de $400 o más por el apartamento. Los hijos entonces ven que el trabajo es un delito y un impedimento para tener casa, alimentos, celular, subsidios de agua y luz, etc. ¿Qué estímulo es ese para estudiar? Y por eso van a evaluar a los maestros.

Les pido a los que tienen voz en los medios, que analicen estos puntos a la hora de hablar de la evaluación de maestros.

 

DROGAS ENTRE ESTUDIANTES: UN “PROBLEMA SERIO Y TRISTE”

Por Libni Sanjurjo  / lsanjurjo@primerahora.com

03/17/2014

http://www.primerahora.com/noticias/puerto-rico/nota/drogasentreestudiantesunproblemaserioytriste-996083/

 

Luz D. Miranda Vázquez ha sido trabajadora social escolar por dieciséis años, diez de estos en los niveles de intermedia y superior. Durante ese periodo ha trabajado con adolescentes involucrados en el consumo de drogas, una realidad que actualmente impacta particularmente a “unas cuarentas” escuelas del sistema público de enseñanza, identificadas como espacios donde se venden drogas, según confirmó a Primera Hora el secretario de Educación, Rafael Román.

 

La preocupante realidad es enmarcada con la encuesta más reciente de Consulta Juvenil VIII (2010-2012), realizada en escuelas públicas y privadas, que reveló que la substancia más utilizada por los adolescentes alguna vez fue el alcohol (48.6 por ciento), sin embargo, se detectaron “alzas substanciales en el uso de drogas” ilícitas, entiéndase inhalantes, marihuana o hashish, cocaína, crack, heroína y drogas de diseño.

 

El uso de marihuana mostró el alza más marcada –dice el informe– al duplicarse su prevalencia de 6.1 por ciento (2005-2007) a 12.4 por ciento (2010-2012). También hubo un aumento en el uso de pastillas no recetadas luego de la consulta de 2005-2007 y el 4.1 por ciento dijo  haber vendido drogas, aunque la conducta violenta o delictiva más reportada entre sus amigos fue la venta (19.8 por ciento).

 

Miranda Vázquez, ¿por qué es necesario trabajar con este asunto de manera determinada?

 

“Si no se hace, esperar que eventualmente cuando existan estadísticas de las drogas, quien sabe si lleguen hasta el nivel elemental y afecte niños, y tengamos jóvenes inoperantes, con ninguna capacidad de pensar de manera crítica y capacidad de análisis que los lleve al éxito. Es un problema serio y triste, es un problema de todos, pero los padres tienen que hacer más.”

 

De acuerdo con la trabajadora social escolar, miembro del Colegio de Profesionales del Trabajo Social de Puerto Rico (CPTSPR), luego de que se le incauta la droga a un estudiante, se llama a los padres y se le notifica a la Policía; a la misma vez, se le hace un reporte al Departamento de Familia para que inicie una investigación sobre el ambiente del menor de edad. También se canaliza un proceso en la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca).

 

¿Hay consecuencias legales?

 

“Al entrar la Policía, la agencia determina si hay una querella o acción legal.”

 

¿Quién identifica al estudiante?

 

“En el caso del usuario, el maestro (por ejemplo) lo identifica por el tipo de comportamiento: ojos rojos, soñoliento, eufórico, ese tipo de cosas. En el caso de los menores que están en la venta, casi siempre porque algún personal o estudiante da la información.”

 

¿Por qué es difícil identificar la venta de drogas en una escuela?

 

“Es difícil que una persona acepte que sí está el punto de drogas. Los jóvenes se protegen entre ellos mismos y la actividad opera como opera en los puntos de drogas externos: se callan, ven las cosas y no las dicen por miedo a represalias. Es más fácil (comprar en la escuela) que el ir a la comunidad donde me pueden identificar personas que pasan por el lugar, la vecina, la tía; pero dentro de la escuela, a menos que los estudiantes choteen o algún adulto identifique, es un poco más difícil… Es mucho más accesible para mí como estudiante, lo tengo a la mano.”

 

¿Cómo afecta la presencia de drogas a la comunidad escolar?

 

“Afecta el orden institucional de la escuela en su totalidad, pueden surgir peleas y tienes estudiantes con faltas de controles. Además, cuando consume, en el salón de clases se afecta el aprovechamiento académico porque está en euforia, no tiene control de los impulsos, no está atento y en las clases se forma un relajo y el maestro trata de controlar a ese estudiante.”

 

¿La importancia de identificar y detener el asunto para que no vaya en escalada?

 

“Al identificarlo a tiempo podemos contribuir a que se detenga el uso que es el proceso inicial de consumo, el abuso es cuando la persona se vuelve usuaria. Si lo identificamos a tiempo podemos aprovechar y salvar el aprovechamiento académico del menor y su conducta socioemocional para que contribuya a la sociedad, que sean jóvenes productivos, que tengan metas establecidas; minimiza los eventos de violencia en las escuelas. En un futuro tendremos jóvenes profesionales con la capacidad de producir. Si usan marihuana y otras drogas, ¿qué cerebro va a tener ese joven cuando finalice cuarto año? Ninguno. Sus neuronas van a estar en otro nivel. ¿Y cómo las va a recuperar? Estos son los que no terminan el cuarto año o si llegan a la universidad no tienen la capacidad de análisis porque realmente no tienen neuronas para funcionar y la toma de decisiones es mucho peor, si no tienen la capacidad de analizar no podrás tomar decisiones sabias en tu vida.

 

¿La responsabilidad es compartida?

 

La responsabilidad es compartida, no es solo del Estado, los padres, la escuela ni de las instituciones responsables.

 

¿Qué soluciones le ve a este problema?

 

“Sin violentar los procesos, los derechos humanos que nos cobijan a todos, la sociedad como el gobierno,  la comunidad y el Departamento de Educación deben establecer protocolos. Que el director tenga capacidad de si identifica un punto de drogas, lo pueda eliminar, pero se garantice su seguridad y la de su propio plantel. El estado garantiza el derecho a la educación pues entonces que la garantice de manera óptima, no a medias, con seguridad. Se necesita la unión de todas las agencias, la Policía, Educación, Assmca, en pro de erradicar los puntos de drogas dentro de las escuelas.”

 

El secretario Rafael Román informó a Primera Hora, según  publicado hoy en la edición impresa del periódico, que “unas cuarenta” de las 1,461  escuelas públicas han sido identificadas como lugares donde se vende drogas. El proceso de identificación duró  “como unos cuatro meses” pero se reservó el nombre de los pueblos porque está en curso un “operativo de seguridad” en conjunto con la Policía.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s