“PIDAMOS REVISIÓN DE LA LEY DE MALTRATO” por Alexis Morales Cales

12341557_1080929598585816_7402596169389932537_n

 

PIDAMOS REVISIÓN DE LA LEY DE MALTRATO

por Alexis Morales Cales

13 de diciembre de 2015

 

Hay una acción que las organizaciones magisteriales deben hacer con urgencia. Dije organizaciones magisteriales, no contratistas magisteriales.

La llamada Ley de Maltrato Institucional se está usando para cometer muchas injusticias. Sin entrar en méritos de ningun caso en particular, la ley es demasiado ambigua y oscura. Cualquier cosa es maltrato institucional. Antes de esa ley, había delitos específicos. Que se podían investigar rapidamente y determinar si se había cometido el delito. Pero con la Ley de Maltrato, se depende de interpretaciones a veces traídas por los pelos. Y se le da todo el peso al denunciante, sin verificar credibilidad.

La ley es tan ambigua que desde el momento en que se denuncia hasta el momento en que se radican los cargos pueden pasar uno y medio o dos años. Porque la División Legal revisa una y otra vez la querella a ver de qué se puede acusar a un maestro. Y entrevista una y otra vez a los acusadores, para entrenarlos sobre cómo declarar para que se pueda aplicar la Ley de Maltrato. Y maltrato puede ser algo tan simple como decir que una nena salió mal en un examen porque la maestra no le explico bien.

Tengo información privilegiada directamente desde las cercanias del Califa. El jefe del Estado Islámico de la educación ha dado directrices para que se acuse al mayor número posible de maestros. Algo asi como las cuotas de multas que se les dan a los policías de tránsito. Y los sherif de la División Legal están saliendo a buscar querellas en vez de esperar a que le lleguen. “Dime a qué maestra le podemos radicar cargos. Por lo que sea, ella es la que tiene que defenderse”.

Por eso urge que las organizaciones magisteriales de verdad cuestionen la ley usada para abuser.

Al Califa se le olvida que tuvo que implorar llorando para que no radicaran cargos criminales por violencia doméstica. Y se le olvida que en los casos federales hay unos cuantos dedos señalándolo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s